Archivo para 28 agosto 2008

28
Ago
08

He…

He conquistado
reinos con mi espada y mis ejércitos. He luchado contra mis enemigos
con mis propias manos. Me he enfrentado a las más terribles criaturas.
He resuelto los más intrincados misterios, asesinatos y robos. He
aprendido magia en un castillo. He amado a mujeres tan hermosas que he
llegado a morir por ellas, y algunas me han amado a mí también hasta la
muerte. He tratado con reyes, emperadores, papas, prostitutas,
ladrones, asesinos, gente de bien y gente mala. He escapado de la
muerte por los pelos. He matado a mis compañeros. He visto morir a
todas las personas a las que amaba, sin poder hacer nada para evitarlo,
y también les he salvado la vida. He visto, atónito, cómo aquél a quien
creía mi enemigo me salvaba de la muerte.

He gastado mi vida entera estudiando arcanos secretos que nunca llegué
a descifrar. He recorrido a caballo los cinco continentes. He navegado
por los siete mares, surcado los cielos a lomos de dragones y de
águilas. He escalado las más altas montañas. Me he sumergido en las
profundidades del océano. He recorrido los intrincados caminos del
subsuelo. He visto con mis ojos el Infierno y el Cielo. He viajado de
una parte a otra de este gastado mundo y de otros muchos, en busca de
aventuras, de tesoros, de libros, de enigmas, de respuestas, de
salida…

He reído hasta la asfíxia. He sentido cómo se me erizaba la piel, cómo
se me formaba un nudo en la garganta, cómo afloraban las lágrimas a mis
ojos, cómo me arrebataba la pasión, cómo se despertaba la lascivia,
cómo nacía el amor. He sido enormemente feliz, obscenamente feliz,
odiósamente feliz. He sido arrebatado por la euforia. He gritado a los
cuatro vientos mi alegría. Y he sido también terriblemente desdichado.
Me he sentido completamente solo, completamente abandonado,
completamente desahuciado. He sentido la pérdida de todo aquello que
significaba algo para mí.

Y todo ello lo he experimentado, lo he sentido y lo he vivido cada una de las veces que he abierto las páginas de un libro.

A todos los escritores del mundo, vivos y muertos: GRACIAS.